El instructor

Alberto Basalo:

Con más de 20 años de experiencia en grandes y pequeñas empresas, puedo decir que, he visto código que haría vomitar a una cabra.

Pero también he comprobado como con unas cuantas normas bien aplicadas se pueden crear aplicaciones fáciles de mantener.